Y así dejó que el Sol se apagara hasta nuevo aviso

-¿Cuándo dejaste de quererme?
Sabía que la respuesta la derrumbaría. Podría ser sincero y decírselo para que se alejara dolorida y no se atreviera volver. Sin embargo, también podía ayudarla a sobrevivir, sin él.
-Cuando dejaste que la sonrisa se te fuera incluso de tu barriga.

1 comentario:

estrellafluor dijo...

no se puede apagar el sol,
el resto de estrellas desaparecerían, lo sabes.