Comámonos el mundo

-Ahora, voy a dejarte aquí, tumbada-la llevaba en brazos hacia la cama-. No voy a hacer nada, voy a quedarme con las ganas; ya lo sabes.

Sus ojos cerrados en su fingida cara de dormida quisieron abrirse pero únicamente murmuró
-comámonos el mundo- con un ronroneo escapándose entre los labios.

2 comentarios:

Dara Scully dijo...

Pues que no se empachen, que el mundo es muy grande.



miau
gigante

cuarto_menguante dijo...

:)
¿Me dejas que te acompañe a comerte el mundo?
Quiero ir contigo. A dónde tú quieras.Sólo tú tienes esa capacidad de guardarte al mundo en el bolsillo siempre que quieras. Sólo tú.
Te adoro y lo sabes.