Los buenos días perfectos no existen, pero está claro que no son los padres.

1 comentario:

estrellafluor dijo...

te quiero por estas cosas