Hasta luego

- ¡Os echaré mucho de menos!

El avión arrancó, despego sus ruedas del suelo y se dirigió hacia el centro del país con la intención de acercarlas al sol todo lo que pudiera durante su trayecto, esperando hacerles más facil el camino hacia el sur.

Senn se pierde por las calles de Córdoba mientras sus uñas verdes y amarillas brillan junto al sol, sonriendo a las cigüeñas.

2 comentarios:

Psicodélica dijo...

me gusta!:)
tienes un no se qué, que engancha.
sigue actualizando a tu regreso!

bicos

estrellafluor dijo...

si supieras que llevo el tamagotchi en mi bolsillo todos los días para no parar de recordar aquel intento imbecil de hacernos cargo de aquella pequeña vida sin sentido.
si supieras que miro al sol cada segundo que pasa para ver si entristecés.. ya sabés que no tenés que hacerlo porque me voy a enterar.
y si supieras que todas las noches una estrella desde acá va a brillar para que la veas nacer fuerte y hermosa desde allá esperanto que tu regreso sea inminente y como lo deseás.